Dieta equilibrada

 

El embarazo conlleva el incremento de necesidades nutricionales que condicionan el nivel de salud y desarrollo del nuevo ser.

Es muy importante facilitar una educación nutricional a la embarazada a través de la dieta, haciéndola variada, equilibrada y satisfactoria.

 

Distribución de la dieta :

 

  • Se aconsejan 5 ó 6 tomas al día para reducir el volumen de alimento por toma y facilitar la digestión.
  • Evitar picar entre horas para no aumentar de peso de forma exagerada.
  • La cena no se tomará inmediatamente antes de acostarse.

Consejos:

 

  • Seleccionar los alimentos teniendo en cuenta que aumentan las necesidades energéticas, de proteínas, vitaminas y minerales.
  • Tomar 4 o más raciones al día de leche y/o derivados lácteos, utilizar leche semidesnatada y lácteos bajos en grasa.
  • Ingerir 2 o más raciones/día de alimentos protéicos ( huevos, pescados, carnes, ect, y también legumbres y frutos secos).
  • Consumir 4-5 raciones/día de cereales, preferiblemente integrales para evitar el estreñimiento.
  • Tomar de 2 a 4 raciones de verduras, y de 2 a 3 raciones de frutas.
  • Beber agua.
  • Evaluar la necesidad de suplementos vitamínicos y minerales en cada caso.
  • Ingesta adecuada en el periodo previo al embarazo de ácido fólico.
  • En caso de anemia, utilizar suplementos de hierro.
  • Evitar el consumo de alcohol y excitantes.

 

Para finalizar, os doy algunos consejos culinarios:

 

  • Utilizar condimentos suaves y aromáticos, evitar los fuertes y picantes.
  • Se recomienda el consumo de sal yodada, restringirla si existe una patología que así lo requiera.
  • Moderar el consumo de azúcar, miel, caramelos…
  • Se recomienda el consumo de aceite de oliva como aliño.
  • Utilizar de forma moderada las frituras, rebozados.