Como podemos disminuir el ácido úrico

 

El ácido úrico elevado puede mejorar con tratamiento dietético, aunque a veces necesitemos medicación.
Los valores varían con el sexo y la edad.

Si fuera necesario  bajar de peso, deberemos reducir además el valor calórico de la dieta.

Como ya he comentado en otros post , en Neocórpore realizamos un cuestionario médico para conocer las patologías y buscar  la dieta adecuada.

No solo conseguiremos adelgazar, sino que nuestra salud mejorará.

Además del que ingerimos con la dieta, nuestro cuerpo también produce ácido úrico.

El ácido úrico  elevado, no siempre se acompaña de gota o de litiasis renal.

A la hora de confeccionar una dieta tendremos que conocer la composición de los alimentos.

De esta forma podemos clasificarlos y poder elegir los más adecuados.

.

 

En primer lugar, alimentos que debemos evitar :

Sobre todo en una crisis de gota.

 

  • Extractos de carne o pescados ( tipo avecrem).
  • Anchoas y arenque.
  • Boquerón
  • Hígado de ternera y vacuno
  • Sardinas en aceite
  • Riñon de vacuno
  • Sesos y corazón
  • Carne picada y lomo de ternera
  • Carne de cerdo
  • Trucha
  • Pavo
  • Salmón
  • Caballa, huevas de pescado, camarones, mejillones
  • Consomés

 

 

En segundo lugar, consumo moderado:

  • Pollo
  • Ostras
  • Carne de cordero
  • Puerro
  • Mariscos
  • Espinacas
  • Espárragos
  • Setas y champiñones
  • Habas secas
  • Lentejas
  • Guisantes secos

 

Por último, alimentos recomendados :

 

  • Leche desnatada y lácteos semigrasos (quesos)
  • Huevos
  • Verduras ( excepto las anteriores)
  • Patatas
  • Fruta
  • Frutos secos
  • Arroz, pasta
  • Pan blanco, de maiz y otros derivados
  • Galletas, cereales de desayuno
  • Aceite
  • Encurtidos
  • Café, té
  • Postres de gelatina
  • Condimentos (vinagre, limón)
  • Garbanzos
  • Pescado blanco

 

Como conclusión, la dieta tiene que ser moderada en proteínas, alta en hidratos de carbono y relativamente baja en grasas.

Del mismo modo deberemos evitar el alcohol , ya que aumenta la producción de ácido úrico y triglicéridos en sangre.

Además, aumentaremos la ingesta de líquidos para ayudar a eliminar el ácido úrico y reducir al mínimo la posibilidad de formación de cálculos.

Por último, complementar el tratamiento dietético y/o farmacológico con actividad física regular y de intensidad moderada ( pasear dos horas diarias, etc.). Sin embargo, no deberemos realizar ejercicios intensos.